Una Navidad diferente en el CTL Sin Mugas
  

Una Navidad diferente en el CTL Sin Mugas

Este año y debido a la situación del Covid’19 que estamos viviendo, en el CTL Sin Mugas nos hemos reinventado, siguiendo todas las medidas de seguridad, para que estas navidades fueran especiales para nuestros niños y niñas y que pudieran disfrutar de su infancia y de la magia de la navidad.

Durante las colonias de Navidad hemos disfrutado de unos días de convivencia con los chicos y chicas del centro ofertando una alternativa de ocio sano y de actividades socio educativas tanto dentro como fuera del centro. Todas las secciones en diferentes días han podido disfrutar de salidas al teatro arbolé o a una exposición sobre el “Graficovid” al centro cívico del barrio, de diferentes actividades en el centro como la decoración navideña del mismo, Cinefórum, concursos navideños, ferias navideñas, y el último día del año los más mayores del centro pudieron disfrutar del “cotillón de fin de año”, un ambiente en el que compartimos muchos momentos de reflexiones, risas, bailes y mucha alegría y esperanza.

A lo largo de las colonias, los niños y niñas de Sin Mugas han querido hacer con mucha ilusión postales navideñas para nuestros/as mayores que viven en las residencias, y un video por grupos burbuja del centro para las Salesianas de Casablanca, en el que le han mostrado postales llenas de amor y bailes llenos de sonrisas, abrazos y esperanza, transmitiéndoles todo su apoyo y cariño, su presencia en la distancia y que hacen todo lo posible para cuidarles, siguiendo las medidas de seguridad día a día y hacerles llegar la magia de la Navidad.

El festival navideño que se realiza todos los años en el CTL Sin Mugas se ha reinventado y se ha llevado a cabo por grupos burbuja que llevan todo el trimestre y en el que con ilusión y alegría nuestros niños y niñas nos han hecho aprender una vez más de ellos y ellas, que pese a todo y a los cambios que estamos experimentando, hay que seguir viviendo y compartiendo alegría, esperanza y amor y nos lo han mostrado a través de bailes, trucos de magia, teatros… Que han sido grabados para crear un video lleno de vida.

Y como no podía ser de otra manera, el 5 de enero nos han visitado nuestros queridos Reyes Magos, llenando de magia una vez más a los niños y niñas, viendo como sus cartas se han convertido en deseos hechos realidad, transformando sus caras en sonrisa, esperanza y alegría y premiando las buenas actitudes y las responsabilidades que han tomado nuestros niños y niñas durante este año, respetando las medidas de seguridad, siendo comprensivos y flexibles y ajustándose a los cambios que han tenido que experimentar.

Como dice nuestro lema, y en estas navidades ha estado más presente que nunca... ¡Cuida la vida, ponle corazón! Y nuestros niños y niñas del CTL Sin Mugas nos han demostrado que se saben adaptar a las situaciones, que tienen flexibilidad y capacidad para valorar lo que tienen y que pese a las adversidades, entre todos y todas este nuevo año conseguiremos combatir el virus y seguiremos creciendo juntos/as y adaptándonos a las nuevas circunstancias.

Estas colonias de navidad tan especiales han sido posibles gracias a la Red aragonesa de entidades sociales para la inclusión, al Banco Sabadell, a los trabajadores y clientes de la Obra Social de CaixabankCaixa Proinfancia y a todas las personas voluntarias que nos han acompañado estos días, compartiendo la magia de la navidad y la esperanza con nuestros niños y niñas.

Marta Hidalgo | Educadora del CTL Sin Mugas

FdMA_ZGZ_LOTES_NAVIDAD_01
  

En estos días inciertos el apoyo más básico ayuda a seguir caminando

Hemos cerrado un año complicado, incierto y duro; una de esas situaciones que se convierte en oportunidad porque no te queda otra que crear y reinventar.

La máxima del equipo de trabajo social de la Fundación Maria Auxiliadora de Zaragoza, ha sido siempre poner a las familias y sus menores en el centro, pero se ha convertido en prioridad absoluta durante la pandemia. En todo momento hemos intentado estar presentes y cercanas, escuchando sus inquietudes, acompañando sus procesos vitales y atendiendo sus necesidades.

Como decían Celtas Cortos en una de sus canciones «En estos días inciertos en los que vivir es un arte». Así son las familias con las que trabajamos, artistas que cada día componen la melodía de sus vidas. Nosotras, las personas profesionales, podríamos ser el coro que hace que se sientan más acompañadas en el camino.

Cuando surgió la oportunidad de entregar lotes de alimentación e higiene a través de la Fundación Probitas a las familias, comenzamos como equipo un proceso de trabajo en el que valorar qué productos comprar, seleccionar las familias con mayor necesidad, realizar la compra de los lotes, crear cada lote, citar a cada familia y entregarlo. Todas ellas acciones reflexionadas y consensuadas.

A pesar de la distancia de seguridad y de no poder tener ese contacto tan necesario, hemos sentido en cada una de las entregas la gratitud y agradecimiento por parte de cada una de las familias.

Sabemos que esto no es la solución a la gran vulnerabilidad en la que han quedado muchas las familias a raíz de la crisis sanitaria y económica pero, como se ha mencionado al principio, en estos días inciertos, los apoyos y soportes son vitales para seguir caminando…. Para seguir componiendo vidas.

Ana Velilla – Trabajadora Social | FdMA Zaragoza

202009_FdMA_ZGZ_02
  

En este curso: te cuido, me cuidas, nos cuidamos

Que este comienzo de curso es diferente, nadie lo puede negar. Todavía nos viene a la memoria el final del curso anterior con la interrupción de las actividades, con la imposibilidad de acudir al centro, con la ausencia de nuestra gente: niños y niñas, jóvenes, personas adultas y equipos educativos. Fueron momentos de tristeza, preocupación e impotencia.

Nos reencontramos con algunos niños y niñas en las actividades de verano, y ya nada era igual. Esperábamos volver a encontrarnos con nuestras compañeras y compañeros, deseábamos volver a reír, convivir, aprender… con las mismas ganas y no fue posible.

Pero todo llega y aunque las circunstancias siguen siendo complicadas, la Fundación María Auxiliadora en Zaragoza, toda la familia que formamos el Centro Mancala y todos y cada uno de sus proyectos (Centro de Tiempo Libre “Sin Mugas”, Escuela en Familia, Centro Sociolaboral “Actur”, Main Mujer y Acción para el Empleo) nos ponemos en marcha para acompañar a nuestra gente y seguir siendo palanca de transformación en el barrio.

Y este curso, el lema de la Inspectoría «Cuida la vida, ponle corazón» resume con claridad lo que estamos haciendo para superar la actual situación sanitaria. Vamos a cuidarnos cada uno de nosotros/as, vamos a cuidar a la persona que tengamos al lado y entre todos/as vamos a cuidarnos para impedir que las dudas, las preocupaciones y los malos momentos consigan paralizar el corazón del Centro Mancala, de las personas que en él trabajamos y de las personas que acuden a sus actividades.

Para ello, en la FdMA en Zaragoza hemos estado poniendo a punto el comienzo de curso. El equipo directivo, los equipos educativos y todo el personal del centro, nos hemos implicado en engrasar la maquinaria para iniciar las actividades y con la vista puesta en las personas que acuden al centro, hemos cuidado cada detalle que implique seguridad y tranquilidad frente al COVID-19 para así, aprovechar y disfrutar al máximo de cada grupo y actividad en la que participemos. Además de los protocolos recomendados por las autoridades sanitarias y educativas, hemos dado pasos firmes para intentar evitar que el Coronavirus se haga presente en el centro y perturbe las actividades.

  • Así, se ha creado la denominada Comisión COVID, formada por la directora del centro, la responsable de administración y una persona representante por proyecto. Esta comisión reúne de forma periódica y frecuente para ir evaluando las medidas tomadas, la situación de los espacios y las inquietudes de las personas asistentes, proponiendo medidas de mejora y realizando un seguimiento exhaustivo de la situación.
  • También se ha redactado y consensuado un Plan de Contingencia, uno general para la FdMA en Zaragoza y otros específicos para cada proyectos. Los planes tienen como objetivo crear entornos educativos saludables y seguros, y posibilitar la detección precoz de casos y gestión eficaz de los mismos. Estos primeros días de curso se están dando a conocer a todos los miembros de la comunidad educativa.
  • No sólo en el fondo, también en la forma han cambiado las cosas. De cara a ser coherentes en la prevención y transmisión de los contagios, nuestro centro tiene una imagen diferente; las medidas que hemos tomado no sólo se han escrito y explicado, también se ven en cada rincón, en cada paso que damos por el Centro Mancala. Unas alegres pisadas verdiblancas nos invitan a entrar a ésta que es la casa de todas y todos; las flechas, también color esperanza, nos marcan los recorridos que hemos de hacer para acudir a las actividades sin cruzarnos con las demás personas; las líneas amarillas nos invitan a guardar la distancia recomendada, aun sabiendo que nos sentimos cerca; los carteles de entrada, salida y no pasar, nos recuerdan que es importante cumplir con las normas.
  • Nos hemos habituado a que nos tomen la temperatura al entrar, no como una obligación sino como responsabilidad; nos lavamos las manos y acudimos a nuestras clases respetando nuestro acceso escalonado.
  • Los espacios son más amplios, hemos quitado mobiliario para seguir juntos pero espaciados; hemos adaptado más lugares para tutorías individuales o para más actividades en pequeño grupo… y alguno ha quedado «muy molón».

 

Antonio García Echeverría

 

Queremos avanzar juntos, queremos seguir viviendo cada actividad con alegría, queremos sentirnos seguros y en casa, queremos sonreír y no estar preocupados, y para ello nos decimos

#CuidaLaVidaPonleCorazón