II encuentro de jóvenes de la Red de Emancipación
  

II encuentro de jóvenes de la Red de Emancipación

El sábado 6 fue un día señalado en la agenda del equipo educativo y de los jóvenes de los hogares de emancipación de Fundación María Auxiliadora: ¡por fin había llegado el II encuentro de jóvenes de la Red de Emancipación de Valencia!

Con el parque de La Canaleta como telón de fondo, nos reunimos un buen número de personas en defensa de la dignidad, la independencia y la convivencia, eso sí, con un ambiente claramente festivo.

Durante toda la mañana, nos conocimos y reencontramos muchas personas involucradas en la Red de Emancipación de Valencia, gracias no solo a nuestra fundación, sino también a Cáritas Diocesana de Valencia, FISAT, Fundación Amigó, Fundación Antonio Moreno, YMCA, Fundación Marcelino Champagnat, SOMLLAR y Fundación Acrescere.

Como bien hemos comentado, no solo fue una jornada de reencuentros, sino que también había muchas caras nuevas, por lo que iniciamos con una ronda de presentación y, a través de juegos y dinámicas, fuimos ubicándonos y conociéndonos un poco más.

Una vez ya se había roto el hielo y estábamos conectados con el ambiente festivo que buscábamos, llegó el plato fuerte: el concurso de cocina. De cada uno de los hogares llegó un plato salado y otro dulce, como forma de trabajar en equipo, ahondar en la interculturalidad y, por qué no, la competitividad sana, ¡porque había premios a los platos ganadores!

Para el concurso, tres personas elegidas al azar actuaron de jurado y probaron cada uno de los platos, valorando la presentación, la textura, la complejidad, etc. Tras la cata y una votación muy reñida, salieron las personas ganadoras a recoger su premio: una comida o una cena para todas las personas de su hogar, otro maravilloso momento para disfrutar y compartir a través de la gastronomía.

Sin duda alguna, la mañana nos dejó con muy buen sabor de boca y con las ganas de repetir todas las veces que sea posible, ya que del trabajo en red pueden salir cosas con mucho arte.

Emancipación, creando lazos que duran
  

Emancipación: creando lazos que duran

Cuando hablamos de emancipación, siempre nos viene a la mente un hogar en el que nuestros chavales cohabitan para ser autónomos e independientes.

El equipo educativo vive el día a día con ellos, compartimos alegrías y penas, les acompañamos en el camino hacia la vida adulta, les sujetamos la mano cuando caen y les empujamos a seguir hacia delante. Sin embargo, llega un momento en el que, cuando están preparados y las condiciones idóneas se juntan, los jóvenes echan a volar.

¿Y qué ocurre después?

Aquí es cuando podemos decir que emancipación también es construir relaciones en el tiempo, vínculos irrompibles porque, después de tantos meses compartiendo la aventura que supone un hogar de estas características, es imposible decirnos adiós para siempre.

Muchos de los chavales que han pasado por el hogar de emancipación se convierten en lo que sería el antiguo alumnado de una universidad: personas que se han sentido parte de una familia y no quieren romper ese lazo.

De vez en cuando -a veces, muy a menudo-, recibimos llamadas o mensajes de esos chavales que saben que pueden contar con el equipo educativo incluso después de su salida del hogar, porque nuestro trabajo también es ese y, por supuesto, porque nos importan.

Es el caso de Wahid, Said, Djibril, Thami o Abdul, chicos maravillosos que pasaron por el hogar de emancipación Laura Vicuña y conectaron de una forma especial con el equipo educativo, porque no siempre es una duda con una gestión o una visita para realizar un trámite, a veces simplemente nos visitan porque quieren compartir algo especial.

Cuando recibimos la visita de nuestros antiguos chicos, desde el equipo educativo sentimos que un círculo maravilloso se estaba cerrando o, al menos, retroalimentando, porque simplemente venían a contarnos buenas noticias.

En lo que respecta a Wahid, necesitaba buscarse un alojamiento y recurrió al equipo que estuvo con él en el hogar, con la preciosa coincidencia de acabar compartiendo piso con Kaba, otro chico que estuvo en el hogar de emancipación Mornese I, ¡otra conexión que nos da pequeñas alegrías!

Por su lado, Abdul venía a contarnos que ya había conseguido el carnet de conducir, una satisfacción que no se puede comprender si no has visto a las educadoras rodeadas de tests de autoescuela con cara de no entender nada más de una vez…

En resumen, nuestra tarea no termina cuando el joven ha alcanzado sus objetivos, sino que continúa en el tiempo y, muchas veces, dándonos más de una alegría.

CAST
  

Nuestro primer mes en Hogar de Emancipación Laura Vicuña

¡Hola, familia!

Tras casi un mes en Fundación María Auxiliadora, nos presentamos a la comunidad.

 

Soy Leticia Soler, integradora social en Hogar de Emancipación Laura Vicuña. Entré en la fundación el día 20 de enero y no podría estar más contenta con el cambio que ha supuesto en mi vida y, espero, en la del equipo educativo que está conmigo, sin olvidar a los jóvenes a quienes acompaño.

Aunque por la fotografía pueda parecer que solo estoy con el ordenador, el día a día de una integradora social es bastante variado y sorprendente, ¡nunca sabes qué te puede deparar la jornada! Y más si tenemos en cuenta que acompañamos a seis chavales que se encuentran en un periodo complicado y lleno de cambios.

Para apoyarles en su proceso hacia la autonomía, lo mismo estoy haciendo un acompañamiento a una entidad bancaria que haciendo agujeros en la pared o cocinando una tortilla de patatas, pero siempre desde una perspectiva educativa, con el corazón abierto y la ilusión de estar haciendo uno de los trabajos más bonitos y gratificantes del mundo.

Este primer mes ha sido un reto personal y profesional, pero sin duda alguna, positivo y reconfortante, ya que trabajar en un hogar muchas veces hace que no lo sienta como un trabajo. Solo me queda decir que agradezco enormemente la cálida acogida que he recibido desde que puse un pie en esta casa, sobre todo por parte de Patricia, la educadora social que ha estado a mi lado con una energía y una disposición increíbles.

 

Soy Tamara Guillén y llevo un mes trabajando como trabajadora social en el Hogar de Emancipación Laura Vicuña.

Mi relación con la fundación comenzó hace un año cuando desde el Centro Laura Vicuña se me dio la posibilidad de realizar mis prácticas finales de grado en el centro de formación y en el centro de día.

Esta oportunidad fue muy enriquecedora ya que gracias a los grandes profesionales que hay en ambos proyectos pude en un principio aprender y posteriormente desarrollar junto a ellos habilidades para la práctica profesional.

Pude desarrollar capacidades y actitudes positivas que a día de hoy desarrollo en el ejercicio de la profesión en mi labor como trabajadora social del hogar.

Actualmente la fundación me ha vuelto a brindar la oportunidad de ejercer la función de trabajadora social en uno de sus hogares de emancipación en la ciudad de Torrent, donde desde el equipo educativo preparamos a los chicos para una futura emancipación de plena autonomía. Trabajamos en un espacio de acompañamiento para preparar su autonomía y su integración social.

Mi trabajo se está basando en dotar a los chicos de competencias que tienen que ir adquiriendo para conseguir el objetivo del proyecto.

Ambas esperamos seguir creciendo en la fundación y que sigamos dando lo mejor de nosotras. ¡Hasta la próxima!

Copia de WEB RESIDENCIAL 3 fotos
  

Navidad; tiempo de acogida

La Navidad es una de las celebraciones más bonitas del año. Es un tiempo de reflexión, de agradecimiento, de compartir, de olvidarse un poco de uno mismo y de pensar en los demás. Es una época mágica, en la que todos buscamos eliminar los espejismos en nuestra vida para encontrar la verdadera felicidad. Es la mejor ocasión del año para pensar en cómo mejorar nuestras vidas.

En los hogares de Emancipación la navidad se vive de forma diferente pero no por ello deja de ser una fecha especial. Desde el equipo educativo tratamos de que los jóvenes se sientan miembros de la gran familia salesiana y por ello siempre organizamos algo especial.

Aunque ellos no celebren la navidad en sus países, se trata de una noche importante para todos nosotros y nos gusta invitarles a que formen parte de ella, a que participen. Es por ello por lo que este año la celebración ha sido en el hogar de las salesianas y nos han abierto sus puertas en señal de acogida y hermandad.

Fue un momento muy entrañable y familiar viendo como jóvenes procedentes de distintos lugares del mundo y salesianas compartían experiencias de vida. Culturalmente para ellos la figura de las religiosas no es tan conocida Muchos de ellos no eran conscientes en lo que consistía ser salesiana y se fueron fascinados por su labor tanto en el centro, en el colegio y como en otras más tareas que hasta las educadoras desconocíamos.

El ritmo del hogar hace que muchas veces no podamos detenernos y sentarnos a pasar un buen rato en “familia” para charlar y contarnos cómo nos ha ido el día, es por ello por lo que momentos como el que pasamos con las salesianas son necesarios y crean sentimiento de pertenencia.

Se acerca también el final del año, el fin de un ciclo y comienzo de uno nuevo. Hacer un balance de lo conseguido y proponernos nuevamente hacer realidad nuestros sueños y los de los que nos rodean. Levantarnos y caminar con más fuerza para lograr nuestros propósitos.

¡La Navidad contigo es mejor!

Gracias a Todxs WEB PISOS
  

Para mí, el piso ha sido como una segunda oportunidad.

Hola a Tod@s, mi nombre es Djibril Barry, soy de Guinea Conakry, pero llegué a España hace un tiempo, justo cuando tenía 15 años. Desde entonces he pasado por varios centros de acogida de Menores donde los educadores me han cuidado y tratado muy bien.

El destino está escrito y yo después de hacer muchos cursos por Valencia llegué a la Fundación María Auxiliadora en Torrent a través de un PFCB de Electricidad durante el curso 2019-2020, con mi profesor Edu. Aprendí muchas cosas y empecé a conocer más a las salesianas.

Ese mismo año yo había cumplido los 18, sabía que la Fundación tenia un piso para chicos como yo, pero no tenían sitio para mí en ese momento. Estuve esperando en mi centro de acogida hasta que hubo sitio en el Hogar de Emancipación Laura Vicuña.

Desde ese momento yo estaba muy feliz porque había conseguido una plaza en un piso de emancipación, estaba mas cerca de conseguir mis objetivos; estudiar, trabajar, sacarme el carné de conducir… y poder tener mi propia casa.

Las educadoras del piso me ayudaron con mi documentación, conseguimos un permiso de residencia con trabajo y hasta fuimos a Madrid a por mi pasaporte. Ellas me han ayudado día a día durante estos años en los acompañamientos y en alcanzar mis objetivos personales.

Durante este tiempo en el piso he crecido mucho, he aprendido muchas cosas; cocinar, lavar, ir al médico, hacer la compra, hacer trámites con el banco, con extranjería…me he sacado el carné de conducir, he trabajado en varias empresas, he jugado al futbol… y hasta he realizado una obra de teatro en el Ateneo de Valencia, la obra ”Soledad”.

Para mi, el piso ha sido como una segunda oportunidad ya que ahora puedo ser yo quién decide mis objetivos. Es como vivir en un centro de menores pero con más libertad y muchas mas responsabilidades.

En el 2020 conseguí legalizar mi situación y obtener un permiso de residencia con permiso de trabajo… en el 2021 empecé a trabajar…en el 2022 he obtenido el carne de conducir y he conseguido mi pasaporte… ¿ y para el 2023?  espero tener trabajo, ahorrar y  poder visitar a mi familia en Guinea.

Ahora que tengo 20 años ha llegado el momento de “vivir solo”, he alcanzado los objetivos que se me plantearon a mi llegada al piso, y tengo que dejar mi habitación libre para que otra persona pueda conseguir sus objetivos y puedan ayudarle como han hecho conmigo.

¡Seguiré viniendo a esta, la que ha sido mi casa por más de dos años !

Muchas Gracias a tod@s los que me habéis ayudado en este camino.

Nos vemos por Torrent!

        Djibril Barry

RESIDENCIAL 1 foto
  

¿Debemos ser discretos y pasar desapercibidos para preservar nuestra seguridad?

Para nadie es un secreto que los estereotipos existen y que a todos/as nos afectan. Por ello, la sociedad lleva años movilizándose por un trato respetuoso e igualitario entre todas las personas, sin juzgar sexo, color de piel, etnia, orientación sexual…

Hoy escribimos este artículo esperando concienciar sobre la presión que viven los jóvenes de nuestros hogares en su día a día. Para concienciar sobre el estigma imborrable que viven muchas personas, y en concreto algunos de nuestros participantes por el simple hecho de ser inmigrantes.

Ya son muchas las ocasiones en las que nos han contado que les ha parado la policía, sin causa aparente, simplemente a pedirles la documentación. Y ya son muchas la veces que nos hemos sorprendido recomendándoles que fueran discretos: que no estuvieran en parques, que no se juntaran con un gran grupo de jóvenes a escuchar música, que vistan discretos y sencillos (evitando gorras de marcas vistosas, camisetas estampadas, cadenas, riñoneras… incluso chilabas), todo con el objetivo de pasar desapercibidos. Sabemos que nuestra recomendación es por su bien, confiando en que no se les juzgue por las apariencias.

Tampoco les ayuda el auge de movimientos xenófobos que encontramos en los últimos años en Europa, donde las personas inmigrantes son el centro de debate, casi siempre categorizadas como violentas.

Durante muchos meses hemos oído hablar de “MENAS” para olvidar así que tratamos de seres humanos. Pero, entonces, ¿cuál es nuestra función frente a este tema?

La respuesta es fácil, pero la práctica mucho más compleja: DESMONTAR FALSOS MITOS.

¿Cómo podemos hacerlo?  Nosotras dándoles visibilidad y apoyándoles a empoderarse es la mejor forma de conseguir una integración positiva

¿Y nuestros y nuestras participantes? Lo primero que deben estar muy comprometidos con este tema y lo segundo es difundir y poner en práctica que las personas migrantes quieren estudiar y trabajar, que no son vagos y/o que desmontan nuestro sistema sanitario.

Vine a España porque en mi país nos tenía la oportunidad de estudiar pero cuando salgo a la calle con mis paisanos la gente nos mira raro y eso no nos gusta .Yo solo quiero estudiar para poder trabajar ,ser independiente y poder ayudar a mi familia. A.D

                                                                                          

 

 

 

20220913_noticia_web
  

Jornada de inicio curso 2022/2023 | FdMA Comunidad Valenciana

«Contigo todo es mejor» es el lema inspectorial de las salesianas para este curso que empezamos.

El pasado viernes 9 de septiembre de 2022 todo el equipo educativo de los proyectos de nuestra delegación de la Fundación María Auxiliadora en la Comunidad Valenciana se reunió para realizar la programación general del curso 2022/2023.

Mediante dinámicas muy creativas realizamos un análisis individual y grupal de los objetivos a conseguir con propuestas muy innovadoras.

Pocos son los momentos que todas las personas que formamos parte de esta familia coincidimos a lo largo del año, con lo que saboreamos el hecho de poder juntarnos, saludarnos, abrazarnos como hace unos años, compartir experiencias vividas y conocer nuevos compañeros y compañeras, así como establecer vínculos estrechos que suponen que nuestro trabajo vocacional sea cada día mejor.

Tanto las ilusiones como los nuevos retos que se nos plantean, tenemos que afrontarlos de una manera positiva y compartir de manera vivencial nuestro carisma dentro de los diferentes equipos de los proyectos, ya que con el apoyo diario de todas las personas es mejor.

Nuestro afán de superación debe ser una línea a seguir dentro del camino de trabajo personal y profesional, uniéndolo al propio lema de «Contigo todo es mejor», para que la atención que realizamos con todas las personas que acuden a nuestra entidad sea totalmente integral y a su vez innovadora.

Durante la jornada de programación inicial, nuestros rostros reflejaban luz y irradiaban energía que se transformará en nuestra misión diaria como educadores/as con un carisma especial, con un carisma llamado salesiano.

«Sentimos que este es nuestro sitio, sentimos que esta es nuestra casa, sentimos que esta es nuestra familia, sentimos que esta es nuestra misión».

Manuel Izquierdo · Educador y orientador laboral | FdMA Comunidad Valenciana

articulo mayo pisos (700×525) 2 fotos
  

Tiempo para compartir

El pasado 7 de mayo se realizó una salida con diferentes Centros de Emancipación de la ciudad de  Valencia. Nos juntamos muchos hogares con la intención de compartir y vivir un día de convivencia.

La mañana empezó  a las 11,30 en la Canyada del Conill, en Torrent. Tras un breve encuentro de manera libre comenzaron las actividades: en primer lugar un juego de presentación, comentando nombre y país de procedencia y más tarde varios juegos por equipos que nos permitieron mezclarnos y conocernos de manera dinámica y divertida.

Al acabar los juegos, al ser un área recreativa, tuvimos la posibilidad de preparar cada uno lo que quisiera comer: algunos hicieron barbacoas, otros habían cocinado en casa y lo traían para compartir y otros pidieron comida para llevar. De cualquier modo fue una mañana muy agradable en la que, tras 3 años desde que se  iniciaran los pisos de la Fundación María Auxiliadora, pudimos compartir con otros jóvenes y profesionales en la misma situación, algo que desde luego es muy enriquecedor.

Dar las gracias WEB (1080 x 810) 3 fotos
  

Porque el «dar las gracias» nos hace valorar aún más.

El pasado mes de marzo los profesionales de los Hogares de Emancipación tuvimos la suerte de participar en una formación de acompañamiento y empoderamiento.

De hecho, en esta formación, además de ver la importancia de la tarea de acompañamiento y crear una estructura general de cómo ejercerla, tuvimos muchos momentos de trabajo personal. A través de diversas dinámicas nos fuimos analizando, viendo nuestras preocupaciones, ocupaciones y sueños. Pensamos en personas importantes en nuestras vidas, les pedimos disculpas y dimos Gracias. Ya no sólo porque es de bien nacidos ser agradecidos, sino porque el dar Gracias nos hace valorar aún más, todo aquello que vamos alcanzando y consiguiendo en nuestra vida.

Desde estas líneas queremos aprovechar y compartir varios testimonios de agradecimiento:

Hoy, me gustaría dar las gracias, y mostrar mi agradecimiento a todos los profesionales y chicos con los que me he cruzado en este camino. Después de cuatro meses como trabajadora en la Fundación María Auxiliadora, creo que he progresado tanto personal como laboralmente por diversas razones:

  • La acogida tanto del equipo educativo como de los jóvenes ha sido maravillosa, así como el hogar que lo he sentido como mi segunda casa desde que empecé.
  • El trabajo, ya que hay una buena cohesión y unidad de criterios en el equipo educativo que se replica en las intervenciones con los jóvenes generando un clima respeto en el hogar.
  • El cuidado hacia las personas, primero por cómo nos cuidamos entre nosotros mismos, algo que es necesario, para después cuidar a toda la gente que se pone en nuestras manos.
  • Y, sobre todo, los jóvenes con los que he podido compartir muchos momentos y de los que me llevo un pedacito.

 

Por todos esos motivos y muchos más, os doy las gracias por haber formado parte de este proyecto.

N.S (Trabajadora del hogar de emancipación Laura Vicuña)

 

Llegué hace una semana al piso y estoy muy contento. El día antes de mi cumpleaños me llamaron para decirme que al día siguiente entraba al centro, ¡fue el mejor regalo de cumpleaños!. Desde que estoy aquí estoy aprendiendo a hacer cosas poco a poco: cocinar, limpiar, ir a Ayuntamiento, médico, etc. Antes en el centro de menores te lo hacían todo y ahora tengo que aprender a hacerlo yo solo. También me están ayudando con los papeles, espero que salgan pronto.

Muchas gracias.

A.D (Joven del hogar de emancipación Laura Vicuña)

 

Me llamo Aboubacar y soy de Guinea Conackry. Durante un año y medio viví en el hogar de emancipación Mornese II de la Fundación María Auxiliadora y tengo que darles las gracias a todos y todas los que me habéis enseñado a cómo buscarme la vida. Gracias por ayudarme para conseguir mi documentación, la verdad estoy muy orgulloso de nosotros y nosotras. ¡Siempre estaremos juntos!

A.S. (Joven exparticipante del hogar de emancipación Mornese II)

visita siscopel labora WEB (700 X 525)
  

Visita del grupo de estética a Siscopel

 

 

Primera visita del grupo de Estética Labora, fue al Centro de Formación SISCOPEL donde la técnica nos explicó las diferentes maneras de decoración de uñas. Pasamos una buena tarde con nuestras mujeres en un ambiente más distendido que en clase, pudiendo así disfrutar más de nuestras alumnas y permitiéndoles aprender la estética en otro ámbito y desde otra metodología.

Pensamos que, como apasionadas de la belleza, es importante aprender las nuevas técnicas que se van incorporando en el sector para responder a las necesidades de los clientes.

Ha sido la primera visita al Centro de Formación SISCOPEL, donde la técnica nos explicó los diferentes diseños de decoración de uñas: con esmalte semipermanente (foil, marmolado, ojo de gato, pegatinas… con la utilización de pinceles, punzones).

Las uñas han tomado gran importancia debido a que son consideradas una carta de presentación que aporta feminidad, higiene y, sobre todo, personalidad. Por ello, estar en la vanguardia de las tendencias y las técnicas, es de vital importancia para el futuro profesional. 

Pasamos una buena tarde con nuestras mujeres con un ambiente más distendido que en clase, pudiendo así disfrutar más de nuestras alumnas y permitiéndoles aprender la estética en otro ámbito y desde otra metodología.