ORACION_LAUDATO_SI
  

Semana Laudato Sí: «Respondamos al grito de la tierra y de los pobres»

El Papa Francisco invita a todas las personas de buena voluntad, a celebrar la «Semana Laudato si», del 16 al 24 de mayo de 2020, con ocasión del quinto aniversario de la Encíclica Laudato Si del 24 de mayo de 2015.

«¿Qué mundo queremos dejar a quienes nos sucedan, a los niños que están creciendo» pregunta Francisco a todos.
«Renuevo mi llamado urgente a responder a la crisis ecológica. El clamor de la tierra y el clamor de los pobres no dan para más», proclama el Papa.
Nos invita a todos con estas palabras: «Cuidemos la creación, don de nuestro buen Dios Creador. Celebremos juntos la Semana Laudato Sí»

En el video mensaje, pone de relieve que la pregunta por el futuro de la humanidad, no sólo es una pregunta por el medio ambiente, sino que es una cuestión que afecta de pleno al sentido de la vida y a los valores que están a la base de toda sociedad.

Esta semana está patrocinada por el Dicasterio para el Servicio del Desarrollo Humano Integral y es facilitada por el Movimiento Católico Mundial por el Clima en el que participan jóvenes de ambientes de salesianas de todo el mundo. Este quinto aniversario coincide también con acontecimientos importantes en el camino de la humanidad para encontrar soluciones a la crisis ambiental: es la fecha límite para que los países anuncien sus planes para cumplir con los objetivos del acuerdo climático de París y también se llevará a cabo la conferencia de las Naciones Unidas sobre la biodiversidad, en la que la humanidad tendrá la oportunidad de establecer objetivos concretos para proteger los lugares y las especies que sustentan toda vida.

El 24 de mayo estamos invitados, al mediodía en hora local, a rezar juntos para celebrar este quinto aniversario de la Laudato si.

[…] Ayúdanos a expresar nuestra solidaridad de forma creativa para hacer frene a las consecuencias de esta pandemia mundial, haznos valientes para acometer los cambios que se necesitan en busca del bien común.
Que podamos sentir ahora más que nunca que todos estamos interconectados y que somos interdependientes, permítenos escuchar y responder al clamor de la tierra y al clamor de los pobres. […]
Bajo la amorosa mirada de María Auxiliadora hacemos esta oración. […]
VIDEO_TERRASSA_2
  

Empoderar a jóvenes y mujeres que han vivido un proceso migratorio

Los proyectos sociales, El Viver y Pam a Pam, de la Fundación María Auxiliadora de Terrassa encierran todo un proceso iniciado de intervención social basado en el empoderamiento, tales como la acogida, el acompañamiento, la educación, la formación, la inserción sociolaboral y la dinamización comunitaria con y junto a personas en situación de riesgo de exclusión y que han vivido un proceso migratorio.

La naturaleza de los problemas, sus causas y sus consecuencias están determinadas por factores contextuales; por tanto, la respuesta a estos problemas sociales afecta a personas concretas y singulares y requieren proyectos y programas de intervención a medida, adaptados a las características de los sujetos y del contexto siempre cambiantes. Aquí no hay «recetas». Por el contrario, se necesita capacidad de adaptación y creatividad que la aportan los y las profesionales y las personas que participan en los proyectos.

Esto no significa diseñar en el vacío sino ir aplicando el conocimiento y el saber adquiridos con el horizonte trazado y el camino por recorrer.

Todas las intervenciones que configuran los proyectos se rigen por el «sistema preventivo» propio del estilo educativo salesiano: el diálogo de la vida, la cercanía, la familiaridad, la acogida incondicional, el protagonismo de cada participante…

El vídeo que presentamos es un «flash» de la mucha vida compartida juntos y juntas en el día a día de jóvenes y adultos/as. No podemos presentarlo mejor día que hoy, el día de María Mazzarello, la que nos guía en nuestra obra social y nos recuerda que, en tiempos tan difíciles como los que estamos viviendo, «no basta comenzar, hay que continuar; hay que luchar siempre».

Read More

ENS_VEIEM_AVIAT
  

Estar presentes en periodo de confinamiento

Hace casi dos meses que estamos en situación de confinamiento y aislamiento preventivo, una situación que nunca nos hubiéramos imaginado.

El COVID-19 nos ha puesto las cosas muy difíciles, pero no nos ha quitado nuestro entusiasmo e implicación con la sociedad. Nuestras vidas y rutinas han dado un vuelco de 360° y por eso todo el equipo de la Fundación María Auxiliadora de Terrassa nos hemos unido (en la distancia) para hacer llegar a las personas que acompañamos un vídeo con mucho cariño.

Un vídeo con todo el equipo humano para mostrar nuestra cercanía, para hacer llegar un mensaje de esperanza. Estamos presentes y pensamos cada día en nuevas formas de ayudar a nuestra población, reinventándonos y dando lo mejor de todos nosotros/as.

«Todo irá bien» es nuestro mensaje internacional y vamos a hacer todo lo que esté en nuestras manos para que así sea. Continuamos trabajando por y para las personas. Aunque sea en la distancia estamos más cerca que nunca.

 

¡Os animamos a ver nuestro vídeo elaborado por el equipo de la FdMA Terrassa!

 

FdMA_TRABAJO_DECENTE
  

Trabajo decente: puerta de salida a esta situación de emergencia social

Nadie se hacía idea del cambio que podía provocar en nuestras vidas este virus desconocido y silencioso que ha ido atacando y acabando con la vida de tantas personas. Para nada nos imaginábamos el dolor que podía causar, la soledad con la que nos íbamos a proteger y el miedo que se iba a instalar en nosotros. Pero también nos ha sorprendido la creatividad, la generosidad y la valentía de tantas personas, que desde su propia realidad personal y/o profesional lo han dado todo para frenar esta crisis sanitaria que, a día de hoy, ya tiene categoría de crisis humanitaria en algunos sectores y/o países.

Gracias a muchas personas que tienen su trabajo como vocación, hemos podido hacer frente a esta emergencia. Personal sanitario, personal de limpieza, personas de logística y transporte, personal de las fuerzas de seguridad, personal de supermercados, agricultores, ganaderos y pescadores, y un largo etcétera de grupos profesionales que han hecho todo lo posible para que en estos días de confinamiento no nos faltase de nada. Pero tristemente, hemos podido comprobar cómo algunos de ellos no han podido contar con las debidas medidas de protección y han tenido que realizar su trabajo poniendo en peligro sus vidas.

El día 1 de mayo, festividad y jornada dedicada a la reivindicación de unas condiciones dignas de trabajo, en esta ocasión tiene un matiz muy especial a destacar. Toda esta crisis sanitaria ha llevado a una crisis económica y a una destrucción masiva de empleo. Sanitariamente se van dado pasos grandes hacia la vacuna y el medicamento que nos pueda proteger ante posibles repuntes de la pandemia. Pero a nivel económico y laboral surge un gran interrogante: ¿quién está trabajando y velará para que la recuperación económica no vuelva a dejar en el margen del camino a las personas vulnerables, que ya antes de esta crisis tenían trabajos precarios o ni siquiera tenían trabajo?

Por eso, la jornada del primero de mayo debe ser una oportunidad para vocear a nuestra sociedad que anhela retornar a la normalidad, que de esta crisis social y económica en la que estamos inmersos no saldremos si entre todos no garantizamos un trabajo decente para todas las personas. La economía y la sociedad deben volver a ponerse en funcionamiento en condiciones de seguridad y dignidad. Las medidas extraordinarias hay que tomarlas en los momentos extraordinarios, como es el actual. Y las medidas ordinarias como el salario justo, el descanso debido, el espacio y los instrumentos de trabajo adecuados, los contratos y las cotizaciones en coherencia a las jornadas, la seguridad en el puesto… deben ser una garantía asegurada para todas las personas siempre.

La Fundación María Auxiliadora, y otras plataformas sociales salesianas, tiene como objetivo principal trabajar y velar por las personas en situación de vulnerabilidad, y estos días ha visto y comprobado como el COVID 19 ha tenido consecuencias devastadoras para ellas. El único miembro de la familia, o los dos, que trabajaban han perdido su empleo o están afectados por un ERTE y todavía no han ingresado nada. Familias sencillas abocadas a la necesidad de pedir para poder comer, mantener su vivienda y atender las necesidades más básicas.

Hemos puesto en marcha diferentes campañas para recoger donativos que nos permitan ayudar a estas familias en lo más básico, sobre todo a aquellas que no tienen acceso a ayudas. Pero en el horizonte tenemos un gran reto: hacer lo posible para que la desescalada tenga como criterio básico el trabajo decente. No podemos permitir que, en estos momentos de precariedad y de tanta necesidad para algunas familias, el trabajo no sea digno y justo. Por eso en esta jornada del primero de mayo nos sumamos a la campaña de la Iglesia por el Trabajo Decente.

Y por eso, junto con los proyectos de formación prelaboral para jóvenes, seguimos impulsando los proyectos de orientación laboral que acompañan a jóvenes y adultos en la búsqueda de este empleo decente.

Si apoyas el trabajo decente estás ayudando a las personas en situación de más vulnerabilidad por el COVID19 a salir de esta crisis y a tener futuro.
Mascarillas solidarias
  

Mascarillas solidarias 2.0 durante el periodo de confinamiento

La nueva situación de crisis y emergencia sanitaria que estamos viviendo durante las últimas semanas a causa del coronavirus, genera momentos de incertidumbre, de miedo y de sufrimiento. No obstante, ante los retos que nos plantea esta situación, está despertando también nuestra conciencia a la solidaridad y a la creatividad. Están surgiendo propuestas de colaboración ciudadana que nos invitan a darnos las manos, crear redes de apoyo y ayudarnos entre todos y todas.

Como en otras ciudades del país, en Terrassa se ha creado una iniciativa solidaria en la cual, desde el confinamiento causado por la epidemia del COVID-19, personas voluntarias están cosiendo mascarillas solidarias para hacer frente a la falta de material sanitario y repartirlas entre aquellas personas que continúan trabajando y entre aquellos colectivos más vulnerables.

Dentro de la misión de las Hijas de María Auxiliadora, está el trabajar con la comunidad del territorio hacia la construcción de una sociedad más comprometida con la justicia y la paz. Así, la comunidad de salesianas de Terrassa, junto a mujeres participantes de los proyectos sociales de la Fundación María Auxiliadora, ha querido sumarse a esta iniciativa y elaborar de manera voluntaria mascarillas, siempre desde la seguridad y la responsabilidad que exige la situación.

Hasta el momento, ya han conseguido realizar y entregar 300 mascarillas que se añaden al total recogido desde la red de Mascarillas Solidarias: 3.580 mascarillas entre las más de 500 personas voluntarias. De estas mascarillas, ya se han entregado unas 900 a residencias y comercios de la ciudad.

Como bien describe el evangelio sobre el milagro de la multiplicación de los panes y los peces, SI COMPARTES, SE MULTIPLICA. Y, viendo los gestos de compromiso cívico y generosidad que se van creando, <<el amor se multiplica por si mismo y siempre permanece>>.

Mascarillas solidarias 2.0 durante el periodo de confinamientoMascarillas solidarias 2.0 durante el periodo de confinamiento

 

 

 

¡Os animamos a ver el vídeo elaborado por el grupo de Mascarillas Solidarias y conocer la gran labor que se está realizando!

Mascarillas solidarias 2.0 durante el periodo de confinamiento

IGUALDAD_OPORTUNIDADES_PAM_A_PAM
  

ODS 2020/2030: Mujer e igualdad de oportunidades

La revista Boletín Salesiano de este mes de marzo de 2020,  dentro del apartado dedicado a las entidades y actividades de la Coordinadora Estatal de Plataformas Sociales (CEPSS) recoge la realidad del trabajo que la Fundación María Auxiliadora realiza a favor de la Igualdad de oportunidades de las mujeres.

Si quieres conocer el contenido de todo el artículo accede a través del siguiente enlace:

BOLETIN SALESIANO 2020_03
Artículo FdMA en Boletín Salesiano
FdMA_FRM_EQUIPOS_TRABAJO
  

Construyendo equipos de trabajo: el objetivo no se negocia

El jueves 13 y viernes 14 de febrero de 2020, varios compañeros/as de la Fundación María Auxiliadora y del CRAE Les Vinyes, tuvimos la oportunidad de asistir a la formación “construyendo equipos de trabajo”, que se impartió en Barcelona por el consultor y coaching Carlos Cortés León. Fueron dos días de aprendizaje intensivo tanto personal como colectivo sobre el trabajo en equipo, la confianza, el feed-back, la asertividad y la comunicación no violenta.

Para poder hablar sobre mi experiencia personal en la formación, primero empezaré hablando sobre mis expectativas iniciales que tenía. Si partimos de la base de que soy una incorporación nueva desde hace relativamente poco, mis expectativas iniciales eran meramente formativas en cuanto a lo que incumbe el trabajo en equipo en un entorno laboral. Pero cuando llegue allí y la formación empezó, todas mis ideas y mis expectativas que tenía respecto a lo que se iba a impartir en el curso formativo, dieron un giro de 360 grados, ya que en lugar de centrar todo en estrategias que nos sirvieran única y exclusivamente para el trabajo en equipo, se centró en mostrarnos diferentes estrategias que nos sirvieran para podernos conocer, gestionar y crecer personalmente con el fin de que a la larga se pueda ver reflejado de manera directa o indirecta en nuestro trabajo. Ya que a fin de cuentas somos los que transmitimos y cómo lo transmitimos. Ariadna

Durante los dos días de formación compartimos momentos de crecimiento personal y profesional, momentos de emociones y de sentimiento de familia. Momentos en los que paramos por un momento nuestro tiempo y nuestro hacer diario con el objetivo de crecer, de compartir. Junto con Carlos, descubrimos la necesidad de cuidar, preparar y dar valor al feedback positivo y la asertividad, herramientas que forman parte de nosotros/as en nuestras intervenciones con los chicos y chicas de nuestros centros. De dicha formación, destacaría ante todo, la importancia y necesidad de trabajar en equipo, en red con un objetivo común. Ya que formamos parte de un equipo con personas y personalidades diferentes. Por lo cual considero importante, conocer tu perfil e identificar el de los demás compañeros/as de dentro del equipo con el objetivo de autoconocernos y de este modo crecer y sumar en el equipo de trabajo con el fin de alcanzar los mejores resultados. Sergio

¡Qué importante es gestionar nuestras emociones, escucharlas, detenernos y ponerle nombre a cada una de ellas para poder gestionarlas, porque, “lo que se resiste, persiste”!

Construyendo equipos de trabajo: el objetivo no se negociaConstruyendo equipos de trabajo: el objetivo no se negociaConstruyendo equipos de trabajo: el objetivo no se negocia

admin-ajax (6)
  

El programa Incorpora continúa y las oportunidades también

Este año 2020 lo iniciamos con una buena nueva: la renovación del convenio de Incorpora de La Caixa (programa para la inserción sociolaboral de personas en riesgo de exclusión social), en las delegaciones de la Fundación María Auxiliadora de Sant Vicenç dels Horts y de Terrassa.

Después de dar continuación a la orientación laboral que ya se venía dando el pasado año 2019 en Incorpora, se amplía la oportunidad de acompañar a las personas para abrirse camino en el mundo laboral.

Así, este acompañamiento se ha visto enriquecido por poder dar la oportunidad de crear enlaces con empresas con ofertas de trabajo real y así ofrecer más oportunidades a las personas participantes, a través del fomento de sus competencias personales y profesionales.

En Sant Vicenç dels Horts, la participación en Incorpora lleva un largo recorrido y, en Terrassa, alrededor de 8 meses. Entre las dos delegaciones se han conseguido resultados positivos y esperanzadores para continuar con esta colaboración en Incorpora.

A nivel cuantitativo, se ha conseguido atender a 178 personas beneficiarias. De estas personas, 87 han conseguido al menos una contratación. El trabajo de inserción se ha complementado con la prospección de 88 empresas y se han podido gestionar 156 ofertas de trabajo en total, a través de las cuales las personas beneficiarias han podido presentar su candidatura.

De esta manera, se han llevado a cabo muchas intervenciones entre las que encontramos las valoradas como más positivas desde el punto de vista de las personas implicadas. A continuación, exponemos el testimonio de dichas personas:

«Primero estuve en el proyecto para jóvenes Kausay. Cuando estuve preparado para sostener un horario y mantener unos hábitos, hice una formación de Auxiliar de Servicios para trabajar en el aeropuerto. Fue una formación del programa Incorpora, que me dio la oportunidad de conseguir un lugar de trabajo como auxiliar de transporte para personas con movilidad reducida dentro del aeropuerto del Prat del Llobregat. Ahora ya hace seis meses, casi 7 que estoy trabajando. Estoy muy contento de esta oportunidad». Sito, 18 años, Sant Vicenç dels Horts.

«El programa ha sido muy eficiente, para mí, porque después de enviar mi currículum, pocas semanas después ya tenía una plaza de trabajo. Me gusta mucho, sigo en el trabajo, y voy muy bien. Y sí, sí que es muy bueno y muy eficiente el programa éste. Y bueno, ha ido todo bien». Elisangela, 37, Terrassa.

No cabe mejor manera de cerrar esta aportación, que no sea a través del agradecimiento de poder continuar dando resultados reales a las personas en riesgo de exclusión social que buscan empleo, a través del esfuerzo de muchos/as profesionales y el eje de intervención del programa Incorpora.

CSL ACTUR
  

Creemos que es posible educar desde el corazón como Don Bosco

La Fundación María Auxiliadora, con la misma confianza que Don Bosco, apuesta por una educación que pone en el centro de todo a la persona y que apuesta por la creación de un ambiente de alegría, confianza y familia donde cada persona puede desarrollar al máximo todas sus posibilidades al servicio del bien común.

¿Quieres conocer la Fundación María Auxiliadora?

Colabora con la Fundación María Auxiliadora