INSERCIONES_LABORALES_CORONAVIRUS_FdMA
  

Misión posible: acompañar en la búsqueda de empleo

Si durante este tiempo en que la pandemia del Covid19 ha trastocado todos nuestros planes, ha habido una preocupación por parte de todos, esta ha sido, a parte de la salud de las personas, la de conservar el empleo. Desde los cuatro proyectos de Inserción laboral que se desarrollan por parte de la Fundación María Auxiliadora, ha habido un esfuerzo constante y creativo para mantener la relación y el diálogo con las personas en búsqueda de empleo y las empresas. Estas semanas han sido muy complicadas para estos dos colectivos, pero la labor de los/las técnicos de inserción laboral de la FdMA ha culminado la gestión de 51 ofertas laborales con 24 inserciones laborales. Queda mucho por hacer en este horizonte de crisis económica, pero vamos a hacer lo posible para que las personas que viven en situación de vulnerabilidad encuentren un trabajo digno y las empresas encuentren personal capacitado a nivel humano y profesional.

 Acción para el empleo – FdMA Zaragoza

 Los días que hemos pasado de confinamiento realizando teletrabajo en el domicilio, desde el 13 de marzo al 31 de mayo aproximadamente, han supuesto un reto y un esfuerzo imprevisible que se ha centrado en tres puntos esencialmente:

Seguimiento de los Itinerarios Individuales de Inserción: dadas algunas características de nuestros usuarios y usuarias (inconstantes en los procesos, dificultades con las herramientas digitales, etc.) se ha conseguido un seguimiento positivo a través de, al menos, un contacto semanal con cada uno de ellos y ellas, y con tutorías individuales bajo petición suya o por criterio del insertor. Básicamente se pretendía hacer un seguimiento de su situación (familiar, laboral, económica…) y avanzar, en la medida de lo posible, en su Plan Personal.

Gestión de las ofertas de empleo: ante la grave crisis sanitaria y económica que estamos viviendo, la prospección de ofertas ha sido muy complicada por el nivel de confinamiento y el cierre de la mayoría de las actividades económicas. Así, las pocas ofertas que se han podido gestionar han sido para puestos muy poco cualificados, por lo que se han podido hacer llegar las ofertas a todas las personas del programa. Se ha tenido que realizar un gran esfuerzo de seguimiento y «empuje» para que desde casa los usuarios y usuarias respondieran a las ofertas. Se han gestionado un total de 11 ofertas y se han conseguido 4 inserciones laborales.

Trabajo de apoyo personal ante la crisis: ha sido el punto que más tiempo ha ocupado cubriendo necesidades de apoyo anímico ante situaciones de despido, ERTE’s, emergencias domiciliarias (económicas, alimentación, sanitarias…). Desde el programa, se han apoyado y entregado ayudas para cubrir estas necesidades. Se ha valorado especialmente entre los usuarios y usuarias el apoyo personal y el contacto casi diario para sentirse acompañados.

“Quiero agradecer el esfuerzo de la FdMA y en concreto el trabajo del Insertor Laboral que, en estos meses de confinamiento, ha continuado acompañándome en la búsqueda de trabajo y además, ha estado pendiente de cómo me encontraba personalmente y familiarmente. La realidad es que he sentido que tenía un amigo que me animaba además de un profesional que me orientaba, y en estos momentos complicados es para dar las gracias; por cierto, he encontrado trabajo. Gracias.» Aarón Borja Borja

Viver Inserción Laboral – FdMA Terrassa

Durante estas semanas de confinamiento se ha programado el Club de feina que se iniciará en El Viver de manera presencial en el momento que la desescalada lo permita. Este Club de empleo está dirigido como máximo a unas 10 personas y se priorizará la atención a mujeres y jóvenes. Estos últimos durante este tiempo han mostrado un especial interés en la búsqueda de empleo.

También a través del contacto telefónico se han gestionado las ofertas de empleo y se ha realizado un acompañamiento emocional y cercano a unas 80 personas. Se ha informado y asesorado sobre el acceso a recursos formativos, laborales y personales, que estas personas desempleadas podían aprovechar y/o necesitar durante el estado de alarma.

Se ha apostado también por la participación en el proyecto «Soñar Despierto» al cual se han derivado 4 jóvenes para que puedan aprovechar también recursos de asesoramiento en la búsqueda de empleo y en la posibilidad de continuar estudios becados.

A lo largo del confinamiento se han gestionado muy pocas ofertas ya que todas las empresas prospectadas han sido afectadas por la crisis del Covid 19 y han tenido que cerrar sus puertas. Justo antes del estado de alarma se estaban tramitando 4 posibles inserciones en el ámbito de la hostelería, jardinería y estética. De estas inserciones, se han podido confirmar 2 contrataciones, una en jardinería y otra en hostelería.

En este tiempo de coronavirus la contratación de Chama Al Baitar ha sido muy especial, ya que es una muestra del trabajo que se realiza en el acompañamiento a las mujeres. Basándose en el empoderamiento personal inició un proceso formativo de ayudante de cocina. Y de manera paralela, desde el servicio de orientación, se crearon espacios donde ella ha podido dejar ver sus mayores habilidades y competencias. Además, la empresa donde ha realizado las prácticas, La Revolta, ha sabido potenciar y aprovechar sus potencialidades de tal manera que el Café-Restaurant ha creado una carta de comida marroquí asesorada y pensada por Chama. Todo un orgullo, un ejemplo y una muestra de que todo se puede conseguir confiando en las potencialidades de las personas que participan desde la motivación y la esperanza.

Dispositiu d’Inserció Laboral – FdMA Sant Vicenç dels Horts

Desde el Dispositivo de Inserción Laboral, en esta situación tan compleja, se ha trabajado, por una parte, para garantizar a todas aquellas personas en búsqueda de trabajo la atención personalizada y la elaboración de su proyecto vital, y por otra, para mantener activa la relación con las empresas. Estaba claro que nuestro objetivo durante el confinamiento era y es estar junto a las personas. Hemos procurado mantener un contacto cercano y de apoyo, ya sea a través de llamadas, correos electrónicos y/o mensajes a través de diferentes canales.

El Club de feina también se ha tenido que reinventar. Ha sido a través de correos electrónicos y/o llamadas, varias veces a la semana, que las personas han podido ver las ofertas que existentes y las demandas del mercado laboral actual.

Con las empresas hemos mantenido contacto ofreciendo apoyo en momentos muy complicados para muchas de ellas, dando información, y en algunos casos, gestionando ofertas de trabajo. Se han gestionado 9 ofertas de trabajo, para las cuales se han recibido 22 candidaturas, y se han conseguido 6 inserciones laborales. También se han gestionado 50 candidaturas ante ofertas de otras entidades, dentro del programa INCORPORA.

Más allá de la intemediación laboral, se han realizado acciones para identificar y contactar con las personas más vulnerables durante este confinamiento, que no están recibiendo apoyo por parte de la administración o de otras entidades, y se ha puesto una campaña para recoger ayuda para necesidades básicas (alimentos, higiene personal y alquiler). También se ha mantenido abierto el servicio de atención a las mujeres en coordinación con el SIAD durante el estado de emergencia COVID19, cumpliendo con el protocolo y circuito de violencia machista municipal.

A través de Fundació Nous Cims se ha conseguido un ordenador para una chica del DIL que en estos momentos está cursando estudios y le era necesario para poder continuar las clases on-line. Tenemos su testimonio: «Soy Geraldine, tengo 24 años y durante este tiempo de confinamiento he podido tener el soporte de la Fundación María Auxiliadora San Vicenç dels Horts. Gracias por el seguimiento constante y por preocupaciones por mi situación durante el confinamiento. Han hecho posible que adquiera un ordenador portátil y de esa manera he podido culminar con éxito el curso del primer año de Dietética, durante estos tiempos difíciles.»

Proyecto Empléate – FdMA Torrent

En tiempos de confinamiento hemos seguido manteniendo el contacto con las personas participantes del proyecto de Empléate por videoconferencia, realizando sesiones de orientación laboral individuales y también conjuntas con los jóvenes de los pisos de emancipación de Valencia y Torrent.

Desde marzo hasta hoy hemos gestionado un total de 27 Ofertas de Empleo y el número de inserciones laborales ha sido de 12 contrataciones en los sectores de confección textil y limpieza.

Ante la situación compleja y cambiante que estamos viviendo y ante el ritmo acelerado de los acontecimientos, constatamos que sólo podemos dar respuestas a las nuevas necesidades del mercado laboral aunando esfuerzos entre entidades sociales y empresas para hacer frente a este escenario de crisis social y económica tan fuerte en el que hemos entrado. Creemos firmemente en la responsabilidad social corporativa de las empresas como herramienta transformadora de la sociedad, que en coordinación y complementariedad con las entidades sociales, luchan por erradicar las desigualdades existentes en materia de empleo, fomentando una economía responsable y aportando a su vez soluciones a los problemas sociales, económicos y medioambientales.

Una experiencia muy positiva de estas semanas ha sido que 9 Mujeres del Centro Laura Vicuña, participantes del proyecto Empléate han conseguido empleo en tiempo de pandemia en la empresa de confección textil de Diseños Medi, ubicada en Torrent, realizando una gran labor confeccionando mascarillas a un ritmo vertiginoso. Desde nuestro proyecto «Empléate» seguimos apostando por el empleo de calidad y las empresas socialmente responsables para aunar esfuerzos en beneficio de todos.

INSTAGRAM_CENTRO_AMIGOS
  

Las respuestas de la FdMA Sant Vicenç frente a la emergencia social

La Fundación María Auxiliadora de Sant Vicenç dels Horts se ha volcado para dar respuesta a las muchas situaciones y necesidades aparecidas con la emergencia del Covid-19.

Solos no podemos hacer nada y por eso con las entidades sociales y el Ayuntamiento de Sant Vicenç dels Horts aprovechamos nuestra red de colaboración para llegar a muchas personas que viven en situación de mayor vulnerabilidad y facilitar los recursos necesarios para hacer más llevadero este tiempo de confinamiento.

Hemos conseguido ayudas de entidades privadas para cubrir necesidades básicas de las familias. Gracias al Programa Caixa Proinfancia se han repartido 6.600 euros a 22 familias en tarjetas para alimentación, y desde Educo han cubierto becas de comida para 11 menores durante un mes.

Los diferentes proyectos de la FdMA Sant Vicenç se han puesto las pilas. ¿Cómo?
  • El Centro Amigos  continua haciendo refuerzo escolar y ha aprovechado las redes sociales para hacer concursos, vídeos y actividades de todo tipo.
  • El Proyecto Em Mou se inventa cualquier cosa para hacer reír a sus niños y niñas, y ellos nos lo devuelven con vídeos y mensajes aun mejores.
  • El proyecto MOP tiene acceso a las plataformas de todos los institutos y aporta su grano de arena en forma de tutoriales y actividades divertidas.
  • La UEC mantiene contacto diario con sus alumnos y alumnas realizando asambleas, talleres, tutorías y entrevistas con las familias.
  • El equipo educativo del TEA, talleres de estudio asistido, siguen acompañando a mas de 64 alumnos en sus tareas escolares.
  • La Xarxa La Finestra, nuestro proyecto de mujeres, continua en contacto con ellas por whatsapp y les envía ejercicios de relajación y meditación.
  • El DIL, Dispositivo de Inserción Laboral, trabaja con sus participantes y las empresas, manteniendo un contacto continuo, apoyando y ofreciendo recursos imaginativos para la búsqueda activa de empleo y la mejora de las capacidades para la empleabilidad.
Ponemos y continuaremos poniendo al servicio del municipio todos nuestros recursos materiales y humanos para atender y acompañar a las personas que viven en situación de mayor vulnerabilidad, y para preparar el pos-confinamiento.

Tutoriales del MOP

FdMA_TRABAJO_DECENTE
  

Trabajo decente: puerta de salida a esta situación de emergencia social

Nadie se hacía idea del cambio que podía provocar en nuestras vidas este virus desconocido y silencioso que ha ido atacando y acabando con la vida de tantas personas. Para nada nos imaginábamos el dolor que podía causar, la soledad con la que nos íbamos a proteger y el miedo que se iba a instalar en nosotros. Pero también nos ha sorprendido la creatividad, la generosidad y la valentía de tantas personas, que desde su propia realidad personal y/o profesional lo han dado todo para frenar esta crisis sanitaria que, a día de hoy, ya tiene categoría de crisis humanitaria en algunos sectores y/o países.

Gracias a muchas personas que tienen su trabajo como vocación, hemos podido hacer frente a esta emergencia. Personal sanitario, personal de limpieza, personas de logística y transporte, personal de las fuerzas de seguridad, personal de supermercados, agricultores, ganaderos y pescadores, y un largo etcétera de grupos profesionales que han hecho todo lo posible para que en estos días de confinamiento no nos faltase de nada. Pero tristemente, hemos podido comprobar cómo algunos de ellos no han podido contar con las debidas medidas de protección y han tenido que realizar su trabajo poniendo en peligro sus vidas.

El día 1 de mayo, festividad y jornada dedicada a la reivindicación de unas condiciones dignas de trabajo, en esta ocasión tiene un matiz muy especial a destacar. Toda esta crisis sanitaria ha llevado a una crisis económica y a una destrucción masiva de empleo. Sanitariamente se van dado pasos grandes hacia la vacuna y el medicamento que nos pueda proteger ante posibles repuntes de la pandemia. Pero a nivel económico y laboral surge un gran interrogante: ¿quién está trabajando y velará para que la recuperación económica no vuelva a dejar en el margen del camino a las personas vulnerables, que ya antes de esta crisis tenían trabajos precarios o ni siquiera tenían trabajo?

Por eso, la jornada del primero de mayo debe ser una oportunidad para vocear a nuestra sociedad que anhela retornar a la normalidad, que de esta crisis social y económica en la que estamos inmersos no saldremos si entre todos no garantizamos un trabajo decente para todas las personas. La economía y la sociedad deben volver a ponerse en funcionamiento en condiciones de seguridad y dignidad. Las medidas extraordinarias hay que tomarlas en los momentos extraordinarios, como es el actual. Y las medidas ordinarias como el salario justo, el descanso debido, el espacio y los instrumentos de trabajo adecuados, los contratos y las cotizaciones en coherencia a las jornadas, la seguridad en el puesto… deben ser una garantía asegurada para todas las personas siempre.

La Fundación María Auxiliadora, y otras plataformas sociales salesianas, tiene como objetivo principal trabajar y velar por las personas en situación de vulnerabilidad, y estos días ha visto y comprobado como el COVID 19 ha tenido consecuencias devastadoras para ellas. El único miembro de la familia, o los dos, que trabajaban han perdido su empleo o están afectados por un ERTE y todavía no han ingresado nada. Familias sencillas abocadas a la necesidad de pedir para poder comer, mantener su vivienda y atender las necesidades más básicas.

Hemos puesto en marcha diferentes campañas para recoger donativos que nos permitan ayudar a estas familias en lo más básico, sobre todo a aquellas que no tienen acceso a ayudas. Pero en el horizonte tenemos un gran reto: hacer lo posible para que la desescalada tenga como criterio básico el trabajo decente. No podemos permitir que, en estos momentos de precariedad y de tanta necesidad para algunas familias, el trabajo no sea digno y justo. Por eso en esta jornada del primero de mayo nos sumamos a la campaña de la Iglesia por el Trabajo Decente.

Y por eso, junto con los proyectos de formación prelaboral para jóvenes, seguimos impulsando los proyectos de orientación laboral que acompañan a jóvenes y adultos en la búsqueda de este empleo decente.

Si apoyas el trabajo decente estás ayudando a las personas en situación de más vulnerabilidad por el COVID19 a salir de esta crisis y a tener futuro.
VIDEO CENTRO AMIGOS CUARENTENA copia
  

En tiempo de confinamiento… resistir sonriendo

El equipo educativo del Centro Amigos de la Fundación María Auxiliadora de Sant Vicenç dels Horts, en su deseo de llegar a todas las niñas, niños, adolescentes, jóvenes y familias en estos días tan atípicos, ha agudizado su ingenio y ha elaborado un simpático vídeo para “resistir sonriendo”.

En el siguiente link podréis acceder al vídeo. https://youtu.be/MNvnWS5lXkw

Con el deseo de que pasen pronto estos días y de reencontrarnos lo antes posible, nos unimos a la campaña #yo me quedo en casa.

 

admin-ajax (6)
  

El programa Incorpora continúa y las oportunidades también

Este año 2020 lo iniciamos con una buena nueva: la renovación del convenio de Incorpora de La Caixa (programa para la inserción sociolaboral de personas en riesgo de exclusión social), en las delegaciones de la Fundación María Auxiliadora de Sant Vicenç dels Horts y de Terrassa.

Después de dar continuación a la orientación laboral que ya se venía dando el pasado año 2019 en Incorpora, se amplía la oportunidad de acompañar a las personas para abrirse camino en el mundo laboral.

Así, este acompañamiento se ha visto enriquecido por poder dar la oportunidad de crear enlaces con empresas con ofertas de trabajo real y así ofrecer más oportunidades a las personas participantes, a través del fomento de sus competencias personales y profesionales.

En Sant Vicenç dels Horts, la participación en Incorpora lleva un largo recorrido y, en Terrassa, alrededor de 8 meses. Entre las dos delegaciones se han conseguido resultados positivos y esperanzadores para continuar con esta colaboración en Incorpora.

A nivel cuantitativo, se ha conseguido atender a 178 personas beneficiarias. De estas personas, 87 han conseguido al menos una contratación. El trabajo de inserción se ha complementado con la prospección de 88 empresas y se han podido gestionar 156 ofertas de trabajo en total, a través de las cuales las personas beneficiarias han podido presentar su candidatura.

De esta manera, se han llevado a cabo muchas intervenciones entre las que encontramos las valoradas como más positivas desde el punto de vista de las personas implicadas. A continuación, exponemos el testimonio de dichas personas:

«Primero estuve en el proyecto para jóvenes Kausay. Cuando estuve preparado para sostener un horario y mantener unos hábitos, hice una formación de Auxiliar de Servicios para trabajar en el aeropuerto. Fue una formación del programa Incorpora, que me dio la oportunidad de conseguir un lugar de trabajo como auxiliar de transporte para personas con movilidad reducida dentro del aeropuerto del Prat del Llobregat. Ahora ya hace seis meses, casi 7 que estoy trabajando. Estoy muy contento de esta oportunidad». Sito, 18 años, Sant Vicenç dels Horts.

«El programa ha sido muy eficiente, para mí, porque después de enviar mi currículum, pocas semanas después ya tenía una plaza de trabajo. Me gusta mucho, sigo en el trabajo, y voy muy bien. Y sí, sí que es muy bueno y muy eficiente el programa éste. Y bueno, ha ido todo bien». Elisangela, 37, Terrassa.

No cabe mejor manera de cerrar esta aportación, que no sea a través del agradecimiento de poder continuar dando resultados reales a las personas en riesgo de exclusión social que buscan empleo, a través del esfuerzo de muchos/as profesionales y el eje de intervención del programa Incorpora.

IMG-20190530-WA0049
  

Fin de curso MOP (Módulos de Orientación Prelaboral)

Curso 2018-2019

El pasado jueves 30 de mayo de 2019, se celebró la fiesta final del proyecto de los Módulos de Orientación Prelaboral en la Fundación Maria Auxiliadora de Sant Vicenç dels Horts.

Asistieron los 33 alumnos participantes de este proyecto, los institutos del municipio de referencia, el equipo educador y el regidor y técnicos de educación.

Se entregaron los diplomas con las horas realizadas de cada taller a cada alumno y se les felicitó por todo el trabajo realizado. El acto de final de curso concluyó con un aperitivo realizado por los alumnos del taller de Pastelería.

Se celebró esta fiesta para reconocer todo el trabajo realizado por parte de los participantes y el gran resultado final obtenido. ¡Enhorabuena a todos alumnos, institutos y profesionales que hacen posible este proyecto!

WEB_KAUSAY_01
  

Kausay final curs de cuina i restauració

El passat 26 de març de 2019 va tenir lloc la cloenda del curs de Cuina i restauració del projecte sociolaboral de referència a Sant Vicenç dels Horts, Kausay.

Kausay és un projecte adreçat a joves de 16 a 29 anys que cerquen una sortida al seu itinerari personal, tant a nivell formatiu com professional. Amb aquesta finalitat es desenvolupen un seguit d’activitats encaminades a l’orientació personal, social i laboral.

Enguany, la formació s’ha realitzat íntegrament a les instal·lacions del Restaurant Que Sa Que Bo a càrrec d’Eva Baqués.

Els participants han estat nois d’entre 16 a 23 anys, amb nivells formatius i orígens de procedència molt diversos. D’aquests joves, 4 han participat voluntàriament en pràctiques no laborals en el mateix Restaurant amb una durada de 20 h setmanals.

L’experiència tant pels joves com per a la formadora i tutora de pràctiques ha estat molt positiva i gratificant. Sobretot per a 2 d’ells, que han pogut obtenir un reconeixement especial i el pròxim curs seguiran formant-se en aquest àmbit. 

Aquesta experiència ens obre una nova porta a la col·laboració amb l’empresa i també una oportunitat per a molts i moltes joves. 

Magalí Montmany Canut

Educadora Kausay – FdMA Sant Vicenç dels Horts

 

0100
  

Trobada final de curs

Divendres 21 de juny els voluntaris i voluntàries, treballadors i treballadores ens vam trobar per compartir el final de curs i presentar el projecte de la Fundació Maria Auxiliadora-Sant Vicenç dels Horts.

Gràcies a tots i totes per la gran tasca realitzada durant aquest curs!!!

 

FdMA20-principal
  

La Fundación María Auxiliadora cumple 20 años!

CUMPLIMOS 20 AÑOS

12/05/1998 · 12/05/2018

 

El 12/05/1998 las Hijas de María Auxiliadora (Salesianas) de la Inspectoría Nuestra Señora del Pilar, constituyeron una fundación civil con el objetivo de dar soporte jurídico a aquellas iniciativas sociales que ya estaban en marcha y también a aquellas que pudieran nacer en un futuro.

Celebramos 20 años de un recorrido humilde pero decidido por llegar a aquellos colectivos más desfavorecidos de nuestra sociedad y del mundo, con una propuesta educativa salesiana en el ámbito de la acción social, la cooperación, la calidad educativa y la formación.

Gracias a todas las personas, grupos, entidades privadas y públicas que habéis apoyado durante este tiempo los proyectos e iniciativas de la Fundación María Auxiliadora.

Gracias a todos y todas los que seguís apoyándola hoy.